19 de septiembre del 886

León VI, apodado El Sabio, nació el 19 de septiembre del 886, y murió el 11 de mayo del 912. Perteneció a la dinastía Macedónica. Fue emperador bizantino durante toda su vida, y tuvo como predecesor a Baisilo I y como sucesor a Alejandro III.

De su padre Basilio recibió un emporio mucho más vasto y potente que lo que había sido desde la era de Justiniano I en el siglo VI. Sin embargo, él y su padre se repudiaban, y es posible que León no fuese hijo de Basilio, sino de Miguel III, el usufructario del Imperio anterior a Basilio. Basilio estuvo a punto de obstruir a León en su pubertad. En 886, Basilio murió en un percance de cacería, aunque en su lecho de muerte mantuvo que se trataba en realidad de un intento de homicidio en el que sería seguramente partícipe el propio León.

León finalizó la recopilación de la Basilika, la traducción griega y puesta al día del códice judicial creado por Justiniano I, que se había iniciado durante la dinastía de Basilio.

León no pudo lograr tantos triunfos en las cruzadas como Basilio, quien nunca había sido abatido por los búlgaros, mientras que en 894 éstos destruyeron al milicia de León. En 895 tuvo más gloria, tras pactar por primera vez con los magiares, aunque en 896, sin el soporte magiar, los bizantinos volverían a ser vencidos.

León dio lugar a una cierta confusión a causa de sus numerosos casamientos. Su primera esposa (Teófano), a la que Basilio forzó a casarse con él, murió en 897, y León volvió a contraer matrimonio con Zoe Zautzina, hija de su mentor Zautzes, aunque ésta falleció también en 899. Después de este enlace, León creó el título de basileopator (“padre del emperador”) para su padre político. Tras la muerte de Zoe, unas tercias nupcias resultaban técnicamente ilegales, pero León volvió a casarse, aunque su esposa murió en 901. En lugar de casarse por cuarta vez, lo que habría sido una infracción aun mayor que el tercer matrimonio, León decidió entonces tener como “querida” a Zoe Karvounopsina. Sólo se le permitió casarse con ella cuando ésta trajo al mundo un hijo suyo en 904, aunque con muchas restricciones, como la imposibilidad de legalizar a su esposa como reina.

En 907 Constantinopla sufrió una acometida de los Rus’ de Kiev, que intentaban conseguir derechos mercantiles más provechosos con el Imperio. León les remuneró para lograr la concordia, pero éstos arremetieron de nuevo en 911, y por último hubo que refrendar un convenio especulativo. Por otra parte, León no tuvo tanto éxito contra árabes, que abatieron a la escuadra bizantina cuando ésta trataba de reconquistar Creta en 912. Tras este noqueamiento, León contagió una enfermedad y falleció al poco tiempo. Como su hijo era todavía un crío, el hermano de León, Alejandro III pasó a ser el actual emperador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *