25 de septiembre de 1066

La batalla de Stamford Bridge tuvo lugar en la villa anglosajona de Stamford Bridge el 25 de septiembre de 1066, poco después de que una milicia conquistadora vikinga que llegaba desde Noruega, capitaneado por el monarca Harald III de Noruega, tuviera éxito frente a la milicia de los condes del norte Edwin de Mercia y Morcar de Northumbria en la contienda de Fulford, dos millas al sur de York, y unas semanas antes de la determinante lucha de Hastings, que supuso el principio del asedio normanda.

Los escuadrones de Godwinson aplastaron de manera clara a los enviados por Hardrada; el propósito de Harald se había frustrado. Según la Crónica inglesa, el puente que representa a la localidad fue protegido por un descomunal y prominente berserker noruego que hacía enano al mismo Harald Hardrada (el cual tenía una altura de más de 2 metros), dotado con un hachote y sin protección alguna. Metió el miedo en el cuerpo a las milicias inglesas y defendió el puente durante 60 minutos, aniquilando a todo aquel que se disponía a atravesarlo. Un recluta sajón halló un gastado tronco en la veta del río con el que logró atravesar el río y matar al berserker con su lanza, tras lo cual la milicia de Harold Godwinson pudo atravesar el puente. El ejército de Hardrade formó una fuerte línea de escudos, que los ingleses no fueron capaces de atravesar.

Después de un corto período de paz, Godwinson atacó de nuevo. Pero esta vez la tropa de élite no entró en la batalla. Sólo los reclutas comunes continuaron, y después de una breve lucha, terminaron por huir. Hardrada pensó que se había alzado con la victoria y decidió romper filas y se lanzó sobre los sajones. Pero los reclutas comunes se revolvieron, esta vez junto con las tropas de élite y consiguieron rodear a los vikingos. Hardrada cayó, sin darse cuenta, en la farsa. Comenzó un fuerte combate a vida o muerte, y Harald encuentra la muerte, de un flechazo en el gaznate. Un amigo le cuestionó que si estaba grave y el monarca vikingo aseguró: “Es sólo una pequeña flecha, pero está cumpliendo su trabajo”. Harald Hardrada falleció y los vikingos fueron derrotados.

Consecuencias de la batalla del 25 de septiembre de 1066

Esta batalla puso punto y final a las conquistas vikingas, aunque aún habría otra batalla a posteriori, y que contó con el monarca danés como protagonista, Svein Strithsson en 1075. El desembarco de Harald Hardrada no establecía un simple asedio, sino que se trataba de una tentativa para subir al trono de Inglaterra. Esto se tradujo en una solidez y equilibrio en europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *