Batalla de Hastings – 14 de octubre del 1066

El 14 de octubre del 1066 tuvo lugar la batalla de Hastings, fue la lucha entre las milicias del último monarca anglosajón de Inglaterra, Harold el Sajón, y las milicias del duque de Normandía, Guillermo el Bastardo. La batalla ocurrió en la cota de Senlac, al sur de Londres. La lucha finalizó con el triunfo de los normandos, falleciendo Harold y Guillermo pidiendo el trono de Inglatera, al que se llamaría Guillermo I el Conquistador. Se pueden diferenciar 4 fases en esta batalla de Hastings:

Primera fase de la batalla de Hastings

Las milicias de Guillermo comenzaron a subir la cota; los ballesteros empezaron a lanzar flechas, pues pensaban que así debilitarían bastante al enemigo, pero fracasaron. Los sajones fueron más listos y respondieron arrojando lanzas, hachas y flechas. Después de esto los sajones obligaron a escapar a los bretones. Fue entonces cuando Guillermo les auxilió con su caballería, los sajones quedaron incomunicados y les sorprendieron milicias mejor aprovisionados, el resultado fue que estuvieron aplastados.

Segunda fase de la batalla de Hastings

Tras no tener éxito la infantería Guillermo se dispuso a utilizar caballería pesada, dirigida por él mismo, flanqueados por los ballesteros e infantes, iban conquistando terreno lentamente, en parte por el estado del terreno, muy resbaladizo por la batalla anterior. Se sucedieron los ataques, cuando los normandos conseguian abrir hueco, los sajones lo cerraban y arrojaban todo tipo de munición.

Tercera fase de la batalla de Hastings

Flamencos y francos comenzaron a escapar de la cota, extenuados de la batalla. Su jefe, los reunió y les ordenó volver y luchar. Guillermo luchaba a pie tras perder su caballo, y se decía que había fallecido. El comandante le dió un caballo, se quitó el yelmo y anunció: “Mirad. ¡Estoy vivo y por la gracia de Dios venceré!”. Pero los anglosajones iban a ganar la lucha en breve.

Cuarta fase de la batalla de Hastings

Guillermo tomó la decisión de reunir a sus tropas y retroceder. Harold tenía la ventaja. Las milicias normandas perdieron un cuarto de sus tropas y sus caballeros luchaban a pie por no tener caballos.

Se inició la última acometida normanda. El duque mandó a sus ballesteros disparar lo más elevado que pudieran, mientras que sus milicias luchaban con la línea de salvaguardia sajona. Ésta se debilitó y se desmoronó en varios sectores

Una vez fracturada la línea los normandos entraron a tropel, obligando a la fuerza sjona a dividirse en grupos, a escapar hacia los bosques y retirándose de la lucha. Al final, Harold fue alcanzado por una flecha y falleció, y todos sus comandantes cayeron derrotados. La batalla de Hastings había terminado. La victoria normanda era incuestionable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *