Concilio de Constanza – 5 de noviembre del 1414

El concilio de Constanza fue convocado el día 30 de octubre del año 1413 por el emperador germano Segismundo de Hungría, junto con Juan XXIII, el papa del concilio de Pisa. El concilio de Constanza, estuvo reunido desde el día 5 de noviembre del año 1414 hasta el día 22 de abril del año 1418 en Constanza, consiguió terminar con el Gran Cisma de Occidente y reformar Iglesia. Además el concilio de Constanza condenó a Jan Hus, y fue quemado en la hoguera, por su propia orden el día 6 de julio del año 1415.

Elección papal en el concilio de Constanza

Cuando se inició el concilio de Constanza, sólo estaban allí obispos que se posicionaban de parte de Juan XXIII, sucesor de Alejandro V. El concilio de Constanza puso la autoridad sobre Juan XXIII, en mayo del año 1415. En el mes de julio del mismo año, y estando presente Gregorio XII, se volvió a abrir el concilio de Constanza para confirmar la renuncia de Gregorio. Éste, se había opuesto a que la autoridad conciliar fuera superior a la del Santo Pontífice. Fue reconfirmado en concilios después del de Constanza.

Con estos ultimos sucesos, Benedicto XIII no pudo unirse al concilio y escapó desde la localidad de Avión hasta Peñíscola. Tras unas duras negociaciones con los cardenales y obispos partidarios de Benedicto, se consiguió que votasen y aceptasen la destitución del éste. Benedicto murió en el castillo de Peñíscola, en el que estuvo el resto de su vida. Resulta curioso que las coronas de Escocia y la navarra, reconociesen a Benedicto como Papa durante el resto de su vida, pero todo tiene sentido por su origen, puesto que nació como Pedro Martínez de Luna en Aragón.

La elección final fue muy difícil y había que ir con mucho cuidado puesto que había muchos intereses de reyes que estaban involucrados que quería tener una influencia en esta decisión, en parte por la preocupación por la presencia de Segismundo. El resultado final fue el día 11 de noviembre del año 1417, Otón de Colonna fue nombrado Martín V y consiguió rebajar las tensiones. Después de casi 40 años de guerras y guerrillas, terminaba el Gran Cisma de Occidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *