“cargar con el muerto” ¿Cuál es el origen de dicha expresión?

 Expresión “cargar con el muerto”

Todos hemos oído esta expresión, pero, ¿sabemos de dónde viene esta curiosa expresión? El origen de esta expresión es extremadamente literal. El enunciado “cargar con el muerto” nace en nuestra época preferida, la Edad Media, con la picardía y la picaresca de los habitantes de esta época.

Se utilizaba si aparecía un difunto en una aldea en misteriosas condiciones y que nadie pudiera determinar su identidad y por ende, pagar o hacerse cargo de los gastos de la sepultura. Entonces toda la aldea debía pagar unhomicisium, es decir, un recargo a modo de multa económica. Por esta causa, cuando se encontraba algún muerto que tuviera estas condiciones, el pueblo procuraba apartarlo de la aldea antes de que lo vieran los altos cargos: Así pues, literalmente tenías que “cargar con el muerto” y lo abandonaban en la aldea vecina, para que ellos fueran los que se hiciesen cargo de la multa.

Actualmente utilizamos la expresión “echar el muerto” o “cargar con el muerto” cuando se culpa a una tercera persona de algo que en realidad no ha hecho, cargando con el delito o falta y los efectos que esta pueda llevar consigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *