Cafe, La Leyenda

La leyenda del cafe

¿Nunca te has preguntado quién descubrió si un alimento puede tomarse o no? Muchas veces no sabemos el origen pero eso no ocurre con el cafe.

Según cuenta la leyeda, allá por el año 600, vivió en Etiopía un pastor llamado Kaldi, que cada día guiaba a su rebaño de cabras a la zona donde pastaban. En una de sus muchas caminatas se encontró de camino un arbusto de frutos rojos. Las cabras mordisquearon los frutos y en seguida comenzaron a comportarse de forma extraña: corrían y saltaban nerviosas, prologándose la situación toda la noche.

Al día siguiente Kaldi decidió probar uno de los frutos, comprobando que el cansancio de la noche en vela se desvanecía y lo reemplazaba una renovada energía. Intrigado llevó una muestra a un monasterio llamado Cheodet, donde los monjes cocinaron los granos. Tras probarlo y comprobar el gusto tan desagradable del mejunje, arrojaron al fuego los restos desprendiéndose el tan conocido agradable aroma. Volvieron a cocinar una bebida con los granos ya tostados, consiguiendo así la receta actual del cafe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *