Muere Cola di Rienzo – 8 de octubre de 1354

Cola di Rienzo nace en Roma en el año 1313 y muere el 8 de octubre de 1354. Fue magistrado de los romanos y divulgó una nueva forma de gobierno en Roma a la que el llamó “El Buen Estado”, la cual se trataba de una República.

Su adolescencia la pasó la gran parte leyendo libros clásicos latinos, y esto le llevó a idolatrar la República romana, que estaba contrastado con la caída de la ciudad de Roma, con un un Santo Pontífice viviendo en Avignon, y en muchas guerrillas entre los Orsini, los Colonna… con los que no se llevaba bien por un presunto asesinato de un hermano, del cual se culpa a un noble.

Se diferenciaba por su oratoria y sus grande estudios sobre la Roma clásica, Cola di Rienzo obtuvo grandes beneficios de parte del Santo Pontífice Clemente VI, el cual lo nombró notrario de la Cámara Apostólica en 1344. Este organismo cubría los derechos legislativos, administrativos y judiciales.

Su propósito en la vida, era devolver a Roma a su momento más álgido. El 21 de mayo de 1347, tomando ventaja de un motín en la villa, Cola di Rienzo citó a los habitantes en el Capitolio donde, en compañía del delegado papal, se comprometió con unas estatutos nuevos, para mejorar la ciudad y expulsar a los ricos del gobierno. Pasaron 4 días cuando fue elegido magistrado de los romanos, cargo que ocupó de por vida.

Desde Avignon, el Santo Pontífice Clemente VI le pareció correcta la situación actual, pero al comprendarla, se dió cuenta que ponía en peligro su poder sobre los Estados Pontífices y apoyó a los ricos que huyeron de la villa al tener el poder Cola di Rienzo. Pero lo peor estaba por llegar pues la población romana empieza a estar enfadada por cómo actuaban desde el magistrado, sobre todo debido a la subida de impuestos y las grandes celebraciones que ordenaba Cola di Rienzo.

En 1347, los ricos se sublebaron contra Cola di Rienzo y el Santo Pontífice lo excpulsó de la Iglesia por criminal, pagano y hereje, y el 15 de diciembre tuvo que dimitir e irse de Roma para aparecer en Nápoles. En 1350, hizo un viaje a Praga para pedirle al monarca Carlos IV protección y que viajase a Italia para dar la libertad a Roma.

Carlos IV apresó a Cola di Rienzo y lo mantuvo encarcelado hasta que se lo entregó al Santo Pontífice para que lo juzgasen en Avignon. El fallecimiento de Clemente VI y el nuevo nombramiento de Inocencio VI evitó que Cola di Rienzo fuera juzgado y fue liberado, puesto que el nuevo Papa pensaba que podía serle útil.

Acompañado del cardenal español Gil Álvarez de Albornoz como legado papal, Cola di Rienzo decidió junto a Gil Álvarez (cardenal español) y las milicias volver a Roma en agosto de 1354 y la población lo nombró senador. Sin embargo, de nuevo, tomó medidas drásticas y poco acertadas y esto llevó a que el pueblo se revelase. Hubo investigaciones que finalizaron con la decapitación de Cola di Rienzo. Después de ello, fue quemado y sus restos los tiraron al Tíber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *