Nace Eduardo V de Inglaterra – 4 de Noviembre de 1470

Tal día como hoy, hace exactamente 544 años, nacía Eduardo V. Tanto su reinado como su vida serían muy breves, pues gobernó únicamente 86 días y murió a los 13 años. Pero conozcamos un poco más la historia de misterio que envuelve a nuestro protagonista de hoy.

Eduardo V, hijo del rey Eduardo IV de Inglaterra y de su esposa, Isabel Woodville, nace en la Abadía de Westminster el 4 de Noviembre de 1470. Como primer hijo varón, hereda la corona a la muerte de su padre, el 9 de Abril de 1483. Aunque es considerado rey, la coronación no llega a producirse. La reina Isabel pone a su hijo en manos de su hermano, el Conde de Rivers, con la intención de proteger su vida hasta el momento de su proclamación como rey. Pero el tío paterno de Eduardo V, Ricardo (Duque de Gloucester) asume la regencia pues considera que todavía es muy pequeño para gobernar. Se ampara en un supuesto título de protector de la vida de sus sobrinos, que le había dejado su hermano, Eduardo IV y anterior rey, antes de morir. Si este nombramiento fue verdad o no, nunca se comprobó.

Eduardo V y su hermano Ricardo, Duque de York, son escoltados por su tío materno y un séquito de barones y soldados hasta Londres, donde el nuevo rey sería preparado para su coronación. Pero durante el camino, su tío paterno Ricardo intercepta la caravana real y con el pretexto de proteger a sus sobrinos de una supuesta conspiración, los captura y encierra en la Torre de Londres.

Con los niños bajo su poder, Ricardo propaga el rumor de que sus sobrinos son ilegitímos ya que su hermano el rey Eduardo IV había estado casado anteriormente. Esto conllevaba a que los hijos con Isabel de Woodville eran fruto de una relación adúltera.

El lord protector prohibe las visitas a Eduardo V y a su hermano, tanto de su madre como de todas las personas cercanas a ellos. Poco antes de la coronación de Eduardo V, los niños desaparecieron. Nunca más se supo de ellos. Corría el año 1483. La teoría más defendida es la de que fueron asesinados por su propio tío y protector, Ricardo, que posteriormente sería proclamado rey como Ricardo III. Otros apuntan a que mantuvo a los niños con vida pero escondidos para poder hacerse con el poder.

Lo cierto es que el 17 de Julio de 1674, fueron encontrados en la Torre de Londres los cuerpos de dos niños. Los ingleses asumieron sin duda que eran los cuerpos de Eduardo V y su hermano, y por orden de Carlos III, se les dió sepultura real en la Abadía de Wetminster, donde reposan actualmente, en la llamada “Esquina de los Inocentes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *