Sueldo, ¿de dónde viene?

¿Sabes cuál es el origen o procedencia de la palabra sueldo? Ahora tenemos muy claro qué es, y lo que cuesta ganarlo, pero su origen se remonta mucho antes, en concreto hasta la Edad Media, que es la época de la que nosotros nos encargamos.

Sueldo, en la época romana

Para empezar y antes de nada, comentaremos que en el antiguo Imperio Romano, la sal era algo muy valioso, sus utilidades no eran como en la actualidad, sólo como condimento alimentario, si no que además era usado por los médicos de la época como antiséptico.

Era un bien tan preciado y era tan deseada la sal que por ese motivo se creó la llamada Vía Salaria. Esta vía o ruta, comunicaba las slitreras de Ostia con la ciudad de Roma, que era la capital del comercio. Para defender la ruta de posibles ataques, los soldados que la defendían eran remunerados con el bien más preciado que no era otro que la sal. Pero era un sueldo extra a su sueldo normal que ya tenían asignado (stipendium o solidata). Fue  en ese mismo momento cuando se pasó a identificar “salario” como una paga más, y salario es la palabra que ha dado lugar o es la equivalente a la palabra sueldo que es la que utilizamos actualmente.

Sueldo, en la época Carolingia

Se pagaba el trabajo del día a día de un trabajador no cualificado con una única moneda. Un obrero no especializado al terminar su jornada de trabajo recibía una única pieza de metal cuyo valor no era muy alto. Y el nombre de esa moneda, como se conocía, era “sueldo”. Con el paso de los años, esta palabra, “sueldo”, que designaba a una moneda, que según el sistema Carolingio su valor era equivalente a 12 denarios, fue tomando el carácter de equivalencia o sinónimo de la palabra salario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *