Toledo se rinde ante las tropas imperiales

Toledo se rinde ante las tropas imperiales

El 3 de Febrero de 1522 la ciudad de Toledo se rinde ante las tropas imperiales de Carlos I, siendo la última de las ciudades castellanas que lo haría.

Tras la ejecución de los comuneros el 23 de abril de 1521, la mayoría de las ciudades de Castilla sucumbieron al poder del rey. Casi todas menos Madrid y Toledo.

María Pacheco, viuda de Juan de Padilla y conocida como La Comunera de Castilla, tomó el mando de la ciudad de Toledo y lideró la última resistencia de las Comunidades. Durante meses  la Comunera implanta contribuciones, nombra capitanes de las tropas de Toledo, manda traer la artillería desde Yepes y sitúa defensores en todas las puertas de la ciudad.

Finalmente, las tropas imperiales sitiaron la ciudad y sofocaron la sublevación el 3 de febrero. Gracias a la ayuda de algunos de sus familiares simpatizantes del bando imperial, María logró huir de la ciudad disfrazada con su hijo y se exilió en Portugal.

 “Hasta seis meses prolonga su rebeldía, y al cabo de los seis meses se rinde Doña María. Hasta seis meses prolonga su rebeldía, más si Toledo se rinde, Toledo no está vencida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *